enero 19, 2017

Escuchaban gritos en su ataúd y cuando lo abrieron la joven gritaba el nombre de quien la agredió

En El Salvador ocurrió uno de los velorios más épicos. Una joven de 17 años de edad, identificada como Margarita Casas, había fallecido supuestamente debido a un golpe que se dio en la cabeza tras una caída. 

El doctor del pueblo, quien es el tío de la supuesta fallecida, certificó que la joven habría muerto. 

Su novio, Nicolás Calderón, se ubicó cerca del ataúd en el que descansaba su fallecida novia y se mantenía cerrado a petición de la madre.

El tío dijo algunas palabras despidiéndose de su querida sobrina pero mientras esté hablaba Nicolás lo interrumpió viciando a todos: ¡está viva!

Luego de lanzar el grito abrió el ataúd y su novia estaba allí gritando el nombre de su tío y diciendo que este intento matarla. La violó y posteriormente la golpeó en la cabeza. 

La policía de El Salvador intento capturar al médico del pueblo pero este logro salir del país. Las autoridades investigaron y descubrieron que esto no era la primera vez que ocurría, el doctor lo había hecho con tres jóvenes más. 

Aún el tío sigue libre.